REFLEXOLOGÍA



La reflexología es una técnica que trabaja a partir de puntos reflejos.
Esta técnica sostiene que todos nuestros sistemas con los órganos involucrados en ellos, tienen en el pie un punto que los representa.
A partir de trabajar sobre ellos se estimula el órgano y/o sistema desarmónico.
La reflexología apunta a equilibrar el funcionamiento de cada órgano y por lo tanto de cada sistema, dando por entendido que el correcto funcionamiento de los sistemas hacen al estado de salud, siendo la enfermedad una desarmonía en alguno de los mencionados sistemas.
El trabajo puede ser sólo en los pies lo que se llamará reflexología podal, en las manos o en todo el cuerpo, trabajando todos los puntos involucrados, que a mi entender es la forma mas completa de lograr una armonía.
Como toda terapia complementaria se basa en todos los aspectos del ser o sea no sólo en su plano físico aliviando el dolor sino en el energético brindando una mejor canalización de la energía y en los aspectos emocionales y mentales, es decir tratando al ser como una integridad.
Las dolencias mas tratadas por la reflexología son trastornos en el sistema óseo donde la medicina tradicional poco puede lograr, con esta técnica podemos aliviar dolores de columna, contracturas, stress y todo lo que esto provoca en el resto del organismo.
Como toda terapia complementaria es imprescindible dejar claro que NO SUSTITUYE al médico y a su conocimiento sino que se complementa con él haciendo que la mejoría sea más rápida y mejor tolerado el tratamiento.
De todos modos cualquier trastorno puede ser complementado con reflexología porque ayudamos a armonizar al ser y darle lugar a su bienestar.

Terapias Complementarias

Dentro de un tratamiento complementario se propone alcanzar el equilibrio del individuo utilizando para ello distintos caminos que dependen del plano o cuerpo a tratar, ya sea plano físico, energético, mental o emocional, es decir para cada uno de ellos hay algo que podemos hacer y así lograr un bienestar total.
Todo este proceso se  puede acompañar con una dieta específica y personalizada en la que se sugiere los alimentos más adecuados para colaborar con la recuperación y fortalecimiento de esos planos o cuerpos antes mencionados.